viernes, 19 de junio de 2009

NADA

"Mi chico", "El", como queramos llamarlo, ya no lo es tanto o no lo es ya, pero mantenemos una cita semanal en la que hablamos de lo humano y lo divino, de todo lo que ha pasado o dejado de pasar, de nuestros sentimientos, bueno de esto último sólo yo, el no parece sentir nada.
El miércoles, acudí a mi cita inexcusable con el y hablamos, hablamos, hablamos, en un momento determinado yo le pregunte (me mata la curiosidad por saber muchas cosas) si le había enseñado algo. Todas sus respuestas versaron sobre el mismo tema.
Hasta mi, jamás había visto masturbarse a una mujer, jamás había practicado una penetración anal, sus anteriores novias no practicaban felaciones y si lo hacían era con cierto asco, nunca había atado a nadie a la cama, jamás le habían tapado los ojos ni dejado que se los taparan, nunca había jugado con juguetes sexuales, nunca se había reído en la cama con nadie y siguió y siguió... Hasta decir te echo de menos y solo han pasado dos semanas.
El pregunto entonces que si había sido mucho o poco lo que el me había aportado, mi respuesta fue clara, rotunda y concisa: NADA, no me has aportado nada, en estos dos años yo he estado contigo por que te quería.

19 comentarios:

  1. Él parece haberte dejado claro que ha estado contigo por todo lo que le aportabas sexualmente.

    Desafortunadamente, hay cierto tipo de hombres que clasifican a las mujeres en dos grandes grupos: las madres, y las putas.

    Las madres son ese tipo de mujer recatada, pasava en lo sexual, y a la que ellos eligen para compartir sus vidas y para quererlas. Las putas somos ese tipo de mujer independiente, que disfruta de su sexo, que lo vive y explora con naturalidad, somos las que ellos eligen para desahogarse, como válvula de escape, como relajación.

    Cuando un hombre inteligente consigue fusionar en una misma mujer a la madre y a la puta, quizás consiga ser realmente feliz en pareja.

    ResponderEliminar
  2. Bueno yo reuno dos requisitos, la puta y la madre pero la de el.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, son contadas las excepciones en que el infiel no considera a "la amante" como su puta personal... a ella le pide que cumpla todas las fantasias que no puede realizar con su mujercita por ser la "madre de sus hijos" y por lo mismo que no puede irrespetar pidiendole guarradas que si le pide a su amante.

    Es por eso que a las amantes se les quiere, se les desea... pero no se les ama y por desgracia son contadas las ocasiones en que no es así.

    En la mente de un casado no esta jamás la idea de dejar a su mujer, por muy infeliz o no que sea, por su amante porque la amante no es para eso.

    Es una cruda y dura realidad, que quienes hemos estado en estos cuentos, conocemos por experiencia.

    Ahora que las mujeres aceptemos ese papel, es harina de otro costal y tiene que ver con otras cosas que servirian para un post enorme y completo, pero que diablos.

    Para ellos, la amante solo sirve para el sexo, para relajarse y contarle todo aquello que no le cuenta a la oficial, ya sea porque la tipa en cuestión no lo escucha o tienen tan poco tiempo por los niños que no les queda de otra, salvo contadas excepciones claro esta.

    Por eso estas historias tienen fecha de caducidad, cuando se agota la pasión muere la relación - aunque claro eso pasa tambien para todo tipo de relaciones - y al parecer a todas nos ha llegado ultimamente esa temible fecha.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Creo que es innato en nosotras la mujeres el asociar el amor al sexo y al compañero. Quizás si un día separamos estos, suframos menos, como les pasa a ellos, pero, no se, creo que perderíamos nuestra mejor parte, que es el corazón. No creo que merezca la pena.
    Y lamento decirte,al igual que han dicho tantos, que es mejor amar y sufrir a no haber amado nunca y desafortunadamente, nosotras solemos dar mucho más de lo que recibimos. Y como te acaban de comentar, el tener una relación formal, no te asegura recibir más, solo te asegura el que cuando se acaba, sufres además de en el alma, en el bolsillo.
    Un beso.*-*

    ResponderEliminar
  7. olvídale...
    Ay Alfonso! q fácil suena, se olvidará , nunca del todo, pq habría q borrarlo? pero a su tiempo ¡El tiempo!
    Otro tópico compañero, yo que quería decirte q los obviáramos .
    Viene el tiempo de duelo y es verano, vendrá el último polvo, o el penúltimo y correrán ríos de muchas emociones.

    Si ocurriera u ocurriese...
    es otro capítulo .
    Besos
    pitonisa isa.

    ResponderEliminar
  8. No sabía si escribir otro post o directamente un comentario.
    No es facil lo de olvidarlo, entre otras cosas por que tengo que verlo de vez en cuando en el trabajo y por supuesto ni él ni yo vamos a renunciar al mismo. Además cuando se produjo la fatidica conversación dejamos dos cosas claras o él dejo dos cosas claras: Desde hace 9 años somos amigos y no estaba dispuesto a renunciar a este hecho, entre otras cosas por que sus relaciones han acabado mal siempre y quería por una vez en la vida acabar una como una persona civilizada. He de decir en este punto que yo le vengo muy bien he demostrado ser su amiga antes que su amante.
    Segundo punto a tratar, las clases, él se siente obligado para conmigo y ha decidido que quiere dejarme colocada, no por el hecho de ser su amante, si no por que ya es un reto personal, pero suponiendo que pudiera ser un problema para mi, si era preciso las dejaría y pasaría a un segundo plano.
    Olvidarlo, no quiero olvidarlo, es cierto que como amante no me ha aportado nada, como amigo estuvo cuando lo necesite, es más hace 9 años cuando nos conocimos, me ofreció su amistad incondicional y pude llorar en su hombro todo lo que quise.

    ResponderEliminar
  9. "... El pregunto entonces que si había sido mucho o poco lo que el me había aportado, mi respuesta fue clara, rotunda y concisa: NADA, no me has aportado nada, en estos dos años yo he estado contigo por que te quería."
    -----------------
    Lo querías tanto que aún no esperando futuro, sólo buscabas presente. Porque pensar en futuro eran malos augurios, intuías la respuesta.
    Es un texto muy triste y demasiado real.
    Lo que no llego a entender es porque nos (me incluyo) enganchamos a gente que más temprano que tarde lleva implícita una clarita fecha de caducidad. Que duele.
    ¿Dependencia emocional?
    El comentario de caótica, genial. Lo comparto de principio a fin. Añadiría que el mal sabor de boca, de alma, que deja una persona así no tiene perdón. No me vale que nos quiten lo bailao, nos tratan como cualquier cosa y encima se lo creen. Y lo peor (en mi caso particular) es que durante mucho tiempo yo también lo creí.Hasta que llegué a dos conclusiones: él se lo perdía y ahí te quedas mundo amargo, sólo tengo una vida.
    Es difícil de explicar. :( :)

    Nandara

    www.nandara.wordpress.com

    ResponderEliminar
  10. Hueso de la cereza... le digo que lo olvide, porque yo pasé por esa situación exactamente igual y duró tres años.... y hay que quitárselo de encima. ¿tópico? qué va... pasa más de lo que crees.
    Quién mejor que yo para entenderla.
    Tardé tres años en aprender a decir no.

    ResponderEliminar
  11. ¡que triste!

    y yo me pregunto ¿por qué estaba contigo? ¿sólo por sexo? ¿por qué si no no deja a su novia?

    me lo expliquen, por favor.

    bicos,

    ResponderEliminar
  12. ¡Que no tiene novia, que su novia soy yo! que lo que tiene es mujer.

    ResponderEliminar
  13. ay Ana, que jodidamente complicado es todo esto y que sencillo a la vez.
    muchos besos
    María

    ResponderEliminar
  14. Era yo, aunque el cuando habla de mi parece ser que sigue diciendo mi novia, no lo entiendo. Ayer mismo cuando quedamos para el café de los miércoles, al hacerme un comentario sobre algo que yo le había dicho por teléfono, me dijo: A un novio preocupado no se le dice eso, que se preocupa más.
    La verdad es que en estas ultimas semanas me he sentido muy mal por la ruptura, pero absolutamente atendida por su parte.
    Es más a punto estuve de pedirle ayer que dejase a su mujer, cosa que no hubiera hecho antes.

    ResponderEliminar
  15. Perdona que me meta, te leo desde hace poco, me he leído el blog entero y es como una ruptura muy brusca, ¿no?. ¿No se estaba enamorando?. ¿Confundió sentimientos?. ¿Pensó que el calentón y al amor por su amiga era otra cosa?.
    No lo entiendo.
    Debes sentirte fatal, pero, aunque ya lo sabes, es el momento de pensar fríamente y ver qué te conviene más. Seguramente ya lo sabes, pareces una mujer inteligente, pero toma un poco de distancia y decídete, la vida pasa demasiado deprisa para perder el tiempo sufriendo.
    Un abrazo y ánimo.

    ResponderEliminar
  16. Ana, pero si os seguís viendo dejarlo del todo no lo habéis dejado, no?
    si sigue estando pendiente de tí...
    un beso
    María

    ResponderEliminar
  17. En el cuento de Rosa Montero "Amor Ciego" hay un párrafo que debería meditar:

    Porque sé bien que la belleza es forzosamente efímera, y que teníamos que acabar antes o después con nuestra relación para que se mantuviera siempre hermosa.

    Pienselo...

    ResponderEliminar