martes, 16 de junio de 2009

San Antonio

En mi familia se le tiene mucha devoción a este santo, siempre que hay un problema de difícil solución se le ofrece dinero para su pan de los pobres.
El día trece fue su día y yo subí con mi madre a verlo, según recorría el pasillo que lleva a su camarín me encontré recitando lo siguiente: "Quiero un novio, amigo o lo que sea, pero esta vez, por favor, que sea normal".
¿A ver si la que no soy normal soy yo?

5 comentarios:

  1. Tenias que haber definido "normal" por que esta la cosa muy malita....

    ResponderEliminar
  2. Te digo lo mismo que le decía a Cárol no hace mucho: tú lo que quieres es un hombre soltero, emocionalmente estable y sin miedo a comprometerse. Y eso no es ni mucho menos normal, más bien es bastante atípico, por desgracia...

    ResponderEliminar
  3. tú siempre puedes elegir, no lo olvides.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  4. Es triste lo que cuesta encontrar algo normal o convencional hoy en dia.

    No eres tú son ellos, por supuesto que eres normal! Yo también estoy con Pimkie.

    Saludos

    ResponderEliminar