miércoles, 29 de agosto de 2012

Carta

ESTA CARTA ME SIGUE PONIENDO LOS PELOS DE PUNTA...ains..
 
Las relaciones epistolares siempre han sido trágicas y esto,  mal que me pese,  ha sido eso, una relación epistolar, con un final que yo no hubiera deseado.
Es un adiós, me hubiera gustado que fuera un hasta luego, pero definitivamente es un adiós, tras tu correo un tanto frío y desolador, quise decirte que estaba ahí para lo que quisieras, quizás no me dí cuenta que te molestaba, volví a leerlo una y otra vez y sí, me decías "déjame en paz" y creo que lo he hecho. Nunca volveré a molestarte, no te preocupes, también sé cuando debo retirarme, parafraseando a una buena amiga "XX SSS" nació siendo una señora, es una señora y morirá siendo una señora", y aunque nunca me gusto aquella frase, he de reconocer que las señoras saben cuando irse, y este,  es el momento.
Lo único que me queda es la pena inmensa de no haberte conocido mejor, y el amargo sin sabor de "lo que pudo ser y no fue", tu lo tuviste siempre muy claro, no querías nada fijo. .
Te echaré de menos, es más a lo largo de este tiempo he echado de menos tus mensajes, el color de tus mensajes y tu nombre  sin acento.
Espero que tus proyectos de futuro sean fructíferos en tus actividades diversas, lo poquito que te pude conocer me indica que así será.
Te deseo que seas realmente feliz
Un beso inmenso

Pd. Dicen que para hacer algo inolvidable, lo mejor es no vivirlo... No dudes ni un minuto que esta será mi "historia" esa que recordaré toda la vida, y ya ves no me domesticaste, pero yo "gano por el trigo".
Mi último regalo.- El corazón que ama tiene paciencia para esperar.

martes, 28 de agosto de 2012

Utilizada.

Escribe Griselda un post muy bueno, sobre lo que le pone de los hombres.
Yo me siento utilizada, o me he sentido utilizada, no deseada, creo haberlo sido, estoy casi segura, he sido utilizada como elemento masturbador. Y no me hubiera importado, la verdad, si antes de ello me hubieran pedido serlo, pero me utilizaron, me dijeron que esto iba de una cosa, de una amistad sincera y cuando me dí cuanta me estaban utilizando para masturbarse. Me ofreció el más bonito de los regalos y lo que quería era una sórdida aventura.
He de reconocer que a lo largo de mi vida me ha pasado alguna vez y es que cuento historietas de lo más variado, desde las que hacen llorar, hasta de sexo fuerte "y en barrica" que diría un amigo mio. Bueno al final me utilizaron durante un tiempo y luego cual pañuelo de papel he ido a la basura, pero ¡Que se le va hacer!, pero duele, duele mucho, más cuando piensas que realmente la otra persona no siente ningún remordimiento.

domingo, 26 de agosto de 2012

miércoles, 22 de agosto de 2012

Soledad

Una vez  fue amigo mio, cumple años en agosto y como todos los agostos desde que lo conozco lo felicité, lo hice por wasap, la conversación no fue larga.
-Felicidades.- Gracias, que detalle, muy poca gente se acuerda.
El caso es que él dio de baja de su móvil mi teléfono, con lo que no sabía con quien hablaba, pero eso a mi me da igual, lo que me dejó un dolor inmenso, es el hecho de darme cuenta que aquella persona tan admirada por mi y creí que por otros, hoy cuando no es nadie para el mundo, ha dejado de ser felicitado en el día de su cumpleaños.
¡Que sólo estas ahora!

jueves, 9 de agosto de 2012

Conversaciones II

Hoy, hablaba con una amiga sobre mi post y ella me recriminaba el hecho de no saber aceptar una derrota, yo le he hecho entender mi punto de vista.
"Mira Enma, esta mujer era de pueblo, muy de pueblo, en todas sus facetas. Yo sin embargo soy una mujer muy urbana, pelín sofisticada, creo que bastante culta, creo que interesante, soy más joven, más mona, más estilosa..."
-Si, pero a lo  mejor él buscaba una mujer de "pueblo" como dices tú, hacendosa, sumisa, complaciente y no un "cardo borriquero" ¡Sobrada, que eres una sobrada!...
Con lo que, me tendré que aguantar y callarme. Ahora bien mi pareja siempre ha dicho que yo al "abandonador" (le llamaremos así), le dí mucho miedo, pero que mucho.

martes, 7 de agosto de 2012

Conversaciones

Durante estos quince días de campamento, como ya conté he hecho de todo, entre otras cosas hablar con gente más joven que yo y puedo decir que la edad amortigua los dolores de corazón pero no por ello dejamos de sufrirlo.
Hable con M, de esa M que conté aquella historia sobre enterarse en el peor momento que hay "otra". El caso es que nos pusimos a hablar de este tipo de cosas, derivando en cosas muy peregrinas, se nos unieron hombres a la conversación, hubo disparidad de opiniones, ellos como siempre se refugian en su simpleza y en que si decimos "estar bien", "estamos bien". En un momento determinado hablamos de los peligros de tener a los ex en las redes sociales, sobre robadas de contraseñas (esto yo sólo creía que se veía en el telediario). Yo por mi parte conté una historia muy "divertida".
Aquí va:
Yo tuve un pretendiente que había salido con otra persona, eramos "amigos" en el face... el caso es que su ex, que conocía de mi existencia, empezó a vigilar mis pasos en el mismo, si yo ponía una foto vestida de "lagarterana" ella ponía otra de la misma guisa, salvando las distancias. Si yo ponía una foto vestida de noche, ella otra y así una vez de tras de otra, llegué a poner una con pijama... El caso es que yo soy más joven, más guapa (lo soy de verdad) y más estilosa, y sé que no tengo abuela y voy a ser criticada, pero he aquí la moraleja, transcurridos unos meses él volvió con ella y pasó de mi. ¿Por qué? Nunca lo he sabido y eso que seguro, seguro, que yo soy mejor en la cama que ella... (y eso que nunca me tocó pero... es lo que hay).
La verdad es que mi frase cuando lo contaba fue "follo mejor que ella" a lo que se me quedaron ojiplaticos y yo pelín cortada, pero luego nos entró la risa a todos y todos coincidimos en que esto en mayor o menor medida nos había pasado alguna vez. Por cierto "Si tuviéramos 10 hombres a nuestros pies, siempre desearíamos al undécimo, el cual no nos querría"

jueves, 2 de agosto de 2012

Tres mil metros

He vuelto, en un doble sentido, he vuelto al blog, pero he vuelto de 15 días entre altas cumbres, a mis 46 años me he ido de monitora de campamentos, y he hecho de todo jugar, cantar, ensuciarme de barro, gritar, pero también lo que más me gusta, subir y bajar montes de mi querido Pirineo.
He subido la raya, la Mesa de los tres Reyes, las Maladetas, Monte perdido.
He sido coronada como dama de los tres miles, ceremonia que yo me había perdido durante mis anteriores años en activo ya que siempre había hecho algún tres mil con veteranos...
He vuelto con más ganas, renovada, fuerte, única y cansada, muy cansada.
He dormido poco y mal y en condiciones lamentables, desde una suite en un hotel hasta en Goriz en una habitación corrida, pasando por distintos tipos de tiendas de campaña.
He vuelto para quedarme